Committee of Seventy Logo

Por qué los votantes de Filadelfia pueden confiar en el proceso electoral

Octubre 30, 2020

Por qué los votantes de Filadelfia pueden confiar en el proceso electoral

Los estadounidenses no parecen estar de acuerdo en mucho en estos días, pero hay una cosa en la que los líderes de la comunidad, los funcionarios electos y los candidatos a cargos públicos en Filadelfia y en todo el Estado Libre Asociado están de acuerdo: la santidad e integridad de nuestro proceso de elección es primordial. Si la democracia es la palanca, el voto es el punto de apoyo. Fijo y estacionario, a lo largo de los años, nuestro proceso de votación ha demostrado ser fiable y robusto, capaz de soportar y estabilizar las cambiantes presiones sociales y políticas que resolvemos a través de nuestro sistema de autogobierno. Incluso ahora, cuando la tensión de los disturbios civiles, la pandemia mundial y la desinformación empujan, tiran y amenazan a nuestra nación.

El Comité de los Setenta es una organización no partidista y sin ánimo de lucro dirigida y apoyada por un grupo de líderes empresariales y cívicos para proteger y mejorar el proceso de votación e involucrar y educar a los ciudadanos en nuestra democracia local. Hemos vigilado las elecciones a través de cada ciclo electoral local, estatal y nacional en Filadelfia desde 1904. A lo largo de los años, la maquinaria de votación, el calendario y los nombres en la boleta han cambiado, pero nuestros principios siguen siendo los mismos: ayudar a garantizar elecciones seguras, accesibles y justas para todos. Les aseguramos que en el 2020, Filadelfia y el Estado de Pensilvania están listos y preparados para esta elección. ¿Por qué estamos seguros?

Hemos invertido mucho en la seguridad de la votación. En 2019, los legisladores de los dos principales partidos reconocieron los beneficios de votar por correo y concedieron a todos los votantes el derecho a esta nueva forma de votar en Pensilvania. Debido a la pandemia, más de 3 millones de votantes de Pennsylvania elegirán ejercer esa opción este otoño. Y para mantener la integridad y seguridad de este nuevo proceso de votación, Pennsylvania y nuestros 67 condados invirtieron más de $100 millones en tecnología moderna y nuevos equipos de votación durante el año pasado. 

Hay docenas de salvaguardas incorporadas en el proceso electoral. Los votos de Pensilvania están protegidos por sistemas seguros y puntos de control. La capacitación preelectoral de los funcionarios electorales y los trabajadores electorales, la rigurosa planificación de contingencia, las pruebas y los ensayos de los equipos, la adhesión a una estricta cadena de custodia de nuestras boletas, el uso de boletas provisionales, el registro de las boletas de papel, los sistemas de recuento de votos no conectados a Internet, la comparación de datos entre estados y las auditorías postelectorales son sólo algunas de las muchas protecciones incorporadas para mantener la seguridad de las elecciones. Los votantes de Pensilvania también están protegidos y tienen derecho a votar en privado y sin coerción, intimidación o acoso. Los organismos de aplicación de la ley están trabajando en colaboración para coordinar los esfuerzos para fortalecer las protecciones el día de las elecciones. 

Todos podemos confiar en nuestros funcionarios electorales locales y en los medios de comunicación locales para la información. La Constitución de los Estados Unidos delega expresamente la realización de las elecciones a los estados individuales, y a su vez, los estados dependen de los gobiernos de los condados para llevar a cabo las elecciones. Los funcionarios electorales de los condados que manejan la votación, los trabajadores electorales que trabajan muchas horas el día de las elecciones y los reporteros locales cuyas firmas lees y transmisiones escuchas son nuestros vecinos, amigos y la gente que saludamos en el supermercado. Trabajan antes, durante y después del día de las elecciones para asegurar el conteo exacto de cada voto elegible y entregar información crítica a los votantes. Les debemos nuestra gratitud y confianza.

Esta es la elección más extraordinaria de nuestras vidas. Todos tenemos un trabajo que hacer, ya sea como votante, trabajador electoral o funcionario local. Pero los tiempos exigen patriotismo y paciencia de todos nosotros. Las largas colas y los protocolos de seguridad debido a la pandemia y el alto nivel de interés en la elección crearán retrasos. Los errores pueden ocurrir en el camino, pero no debemos colocar esos errores en el mosaico de las conspiraciones espurias. Tengan en cuenta que Pennsylvania es uno de los pocos estados que no puede comenzar a procesar los votos por correo hasta el 3 de noviembre, y debido a que los votos por correo tienen múltiples características de seguridad incorporadas, tardarán más tiempo en ser contados. Contar cada voto es esencial y ser minucioso y preciso es más importante que ser rápido. Probablemente no veamos los resultados finales la noche de las elecciones, pero sólo porque los funcionarios deben asegurarse de que todos los votos cuenten. Acomodémonos para la semana de elecciones. Cuando se trata de contar los votos, debemos valorar la exactitud por encima de la velocidad.

Como cuna de la independencia, la nuestra es una ciudad construida con valiente optimismo y orgullo por individuos unidos en su visión constitucional compartida para asegurar la tranquilidad doméstica, promover el bienestar general y formar una unión más perfecta. Filadelfia, y esta nación, fueron establecidas por ciudadanos que no temían probar un nuevo y audaz experimento de autogobierno. El 3 de noviembre, y en los días siguientes, Filadelfia y Pensilvania mostrarán una vez más al mundo cómo es la democracia. Estamos listos.